GUÍA PARA EL DOCENTE 

En las primeras clases el docente presentará la propuesta metodológica del taller –el programa y las pautas de evaluación –, visitará la sección didáctico productiva o entorno formativo y tomará la evaluación diagnóstica. A su vez, presentará el Manual de Apicultura como bibliografía. Respecto a la modalidad de desarrollo de los contenidos, las siguientes son algunas cuestiones a tener en cuenta: 

• la totalidad de las unidades se abordará en dos trimestres; 
• el 90 al 100% de las clases se pueden desarrollar en el entorno formativo correspondiente; • es fundamental el trabajo en clase, ya que teniendo en cuenta la jornada completa de nuestras escuelas, los alumnos disponen de poco tiempo en los hogares y/o la residencia para desarrollar las tareas. Por otra parte, se propone que los docentes promuevan las actividades de extensión y la utilización de diversos recursos didácticos como los que se sugieren:

• diseñar y realizar entrevistas a productores del medio, a responsables del área municipal de la producción, a organizaciones del trabajo y/o la producción que referencien a la apicultura, para lograr la promoción y la extensión de esta actividad; 
• visitar establecimientos productores de la zona; 
• desarrollar mapas y redes conceptuales tanto para la construcción de conceptos como en el proceso de evaluación; 
• utilizar recursos como láminas, diccionarios, artículos periodísticos y diferentes recursos seleccionados de acuerdo con las motivaciones e intereses de los grupos de alumnos; 
• promover la exploración en internet de temas inherentes. 



GUÍA PARA EL ALUMNO

Las expectativas de logro son las siguientes: 
• Práctica de actividades de granja, como recreadoras de la cultura del trabajo y productoras de alimentos sanos y seguros. 
• Reconocimiento de la importancia del bienestar animal. 
• Identificación de la producción de miel como posibilidad de emprendimiento familiar. 

En este Manual los alumnos encontrarán un desarrollo teórico organizado en diferentes unidades de contenido y dos tipos de actividades: 
1. Ejercicios que buscan aplicar los conceptos presentados. 
2. Actividades autoevaluativas, ubicadas al finalizar cada unidad de contenidos, que comprenden un cuestionario y un glosario. La lectura y resolución de las mismas permite evaluar la comprensión por parte de los alumnos de los conceptos desarrollados en cada unidad.