CRITERIOS PARA LA ELECCIÓN DE PORTAINJERTOS 

En Chile no ha sido necesario usar portainjertos en vides, debido a la ausencia en nuestros suelos del insecto denominado filoxera (Daktulosphaira vitifolii, Fitch), causante de la muerte de plantas y como resultado, del uso obligado de portainjertos resistentes en los principales países productores de uva. Sin embargo, el uso comercial de portainjertos se ha intensificado en los últimos quince años en la viticultura nacional para dar respuesta, principalmente, al problema del decaimiento de los parrones (a los 10-15 años de edad), como consecuencia de problemas de compactación de suelo, deficiente infiltración del agua de riego, incremento significativo de las poblaciones de nematodos, insectos, hongos y bacterias en el suelo, y a las sobreproducciones que agotan prematuramente las plantas. 

Los factores más importantes que se deben considerar para la elección de un portainjerto en los valles, se relacionan directamente con la condición de aridez del área, destacando los siguientes: incremento del vigor, aumento de la producción y calidad de fruta, limitaciones físicas y químicas de suelo (textura, salinidad, boro, carbonatos), sequía y presencia de nematodos en el suelo. 

En resumen, para la elección de un portainjerto, se deben considerar dos aspectos principales: 
a) la influencia del portainjerto sobre la producción y la calidad de la fruta en una variedad específica y 
b) la tolerancia del portainjerto a factores biológicos, físicos y químicos del suelo en un sitio específico.